Climatización para Restauración

En una instalación de aire acondicionado para restaurantes se tiene que pensar en tres factores.

Eficiencia energética. El ahorro está en el bajo consumo, no en el precio.
Refrigeración, calefacción con el mismo sistema. ¿Y agua caliente sanitaria? ¡También!
Un correcto dimensionamiento de las soluciones permite mayor ahorro y confort.

  1. Eficiencia energética
    A la hora de comparar sistemas de potencia similar para nuestro comercio, tendemos a ver el precio, cuando en realidad el ahorro económico está en las diferencias de consumo entre uno y otro. Todos ellos van a dar el mismo confort, pero unos van a emplear menos energía eléctrica que otros.

La eficiencia energética es la cantidad de energía que se genera por cada kW de consumo energético. El estándar europeo para medir la eficiencia es el SEER. En todo los productos Toshiba ofrecen este dato en la pestaña «Detalles del producto».

  1. Ventajas de tener frío, calor y agua caliente en un solo sistema
    A la hora de decidirse por un aire acondicionado para restaurantes tenemos que tomar una serie de decisiones: usar el equipo como aire acondicionado, usarlo también como calefacción o incorporar el agua caliente sanitaria.

Aire Acondicionado + Calefacción:
En este caso la decisión es sencilla, pues todo son ventajas en el caso de dar calor al local con el mismo equipo:

  1. Dimensionamiento de los equipos
    Es importante elegir bien el equipo en función de los m2 a climatizar. En nuestra página de equipos de climatización comercial para restaurantes encontrarás un filtro lateral por metros cuadrados. Las características propias del restaurante (ventanales, orientación, clima, calidades de la construcción, ventilación…) también afectan al dimensionamiento.

Sobredimensionar un espacio con equipos de mayor potencia a la necesaria supone:

Gasto energético innecesario: los sistemas Inverter parcializan la potencia del compresor hasta un mínimo. Si instalamos una unidad sobredimensionada su consumo mínimo es superior al de una unidad calculada correctamente.
Disminución del confort: Mayor potencia de la unidad incrementa el caudal de agua de la misma; este caudal puede suponer molestias sonoras y corrientes de aire para los usuarios cuando el espacio es menor al que dicho caudal necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar